Pavlova - Receta

Postre de Nueva Zelanda

Pavlova de Nueva Zelandia


Tiempo de preparación: 40 minutos
Tiempo de cocción: 1 hora 15 minutos

Ingredientes

Cobertura

Preparación

1. Precalentar el horno a 275F (140C) y cubrir una bandeja para hornear con papel aluminio y dibujar un círculo de 18 centímetros de diámetro aproximadamente, es importante no romper la lámina solo marcarla. Ponga a un lado.

2. Batir las claras de huevo con una batidora eléctrica a velocidad media en un recipiente de metal de mediano. Batir hasta que las claras formen picos suaves.

3. Esparcir suavemente el azúcar a las claras de huevo, una cucharadita a la vez, hasta agregar toda el azúcar, es importante nunca dejar de batir los huevos. Las claras de huevo deben estar a punto de nieve.

4. Espolvorear la maicena y vinagre en el merengue y mezclar suavemente con una espátula de plástico. Luego agregar la vainilla y mezclar suavemente de nuevo.

5. Esparcir el merengue en el círculo de la lámina para hacer una base circular. Asegurarse de que los bordes del merengue son un poco más alto para que el centro quede levemente hundido.

6. Hornear el merengue durante aproximadamente 1 hora y 15 minutos o hasta que se ponga color rosado como la cáscara de huevo.

7. Apagar el horno y dejar la puerta entreabierta para que el merengue se enfríe por completo. A medida que el merengue se enfríe, se agrietará un poco.

8. Sacar el merengue del horno y retirar suavemente de la hoja y colócalo en un plato.

9. Batir la crema con el extracto de vainilla hasta que forme picos. Preparar la fruta, lavarla y córtala para decorar.

10. Esparcir con una espátula suavemente la crema hasta cubrir la parte superior y/o completamente alrededor del merengue y luego decorar con la fruta.

Algunas recomendaciones

Lo más importante de este delicioso postre es saber trabajar la clara de huevo, ya que de esto depende la base de la preparación. La clara de huevo es proteína pura.

Cuando la habitación este a temperatura ambiente, comenzar a batir a una velocidad baja, aumentando gradualmente a medida que toma consistencia.

Para que las claras de huevo tomen la temperatura ambiente, hay que dejar los huevos afuera la noche anterior a que se necesiten, o bien se pueden colocar en un tazón de agua caliente durante unos 10 minutos, para quitarles lo helado, en caso que estuvieran refrigeradas.

La Pavlova es conocida por desinflarse si se expone al aire frío, por lo mismo cuando se termine de cocinar se debe dejar enfriar el horno completamente antes de abrir la puerta.

La base la Pavlova es una cáscara crujiente por fuera y por dentro es suave, húmeda y blanda como un malvavisco, a diferencia del merengue que normalmente es completamente sólido y seco. Por lo mismo la Pavlova es mucho más frágil que el merengue tradicional, debido a su consistencia.

Si no se decora la Pavlova se puede dejar toda la noche en el horno, o por varios días en un recipiente hermético, y se puede decorar después, pero si ya está decorada, es recomendable servirla el mismo día ya que la masa absorberá la humedad del refrigerador y esta perderá su frescura.

Para preparar una Pavlova, es muy importante además tener los utensilios escrupulosamente limpios y libres de grasa o de cáscara huevo. El éxito del merengue depende de ello.

Más acerca de la Pavlova


Comida Típica de Nueva Zelanda



¿Te pareció interesante esta receta de la Pavlova de Nueva Zelanda? ¡Compártela con tus amigos!:


New Zealand in English

Our guide to New Zealand in English. Includes travel, study and work in NZ.

Read Our Guide

Información Turística de NZ

Aquí te entregamos información útil sobre Nueva Zelanda para ayudarte planificar tu viaje.

Viajar a Nueva Zelanda

Conéctate con nosotros

Nueva Zelanda CL en Facebook Nueva Zelanda CL en Twitter Nueva Zelanda en Instagram Nueva Zelanda en Pinterest